Secreto

Secreto

domingo, 1 de enero de 2017

Día de Año Nuevo


  Nuevo comienzo. Otra vez. Deseo que todos a los que alguna vez he leído y los que me hayan leído a mí en alguna ocasión empiecen ilusionados este año. Que nadie se derrumbe, y que tanto si escriben en sus blogs como si  no, se encuentren bien.



  PD: Tened siempre en cuenta que vuestros comentarios siempre me animan y son de utilidad. Que alguien vea tu vida desde fuera y te ayude con sus opiniones es de agradecer. Besos.

lunes, 3 de octubre de 2016

Primer día

  Hoy todo es perfecto. Tranquilamente perfecto. La rutina perfecta e ideal.


  Me he levantado bien para ir al trabajo, me he arreglado a gusto, todo ha salido bien una vez allí y lo más importante: he estado a gusto en casa y he comido bien. Lo necesario nada más. Hasta he hecho ejercicio...para mí esto ya es un ideal.

lunes, 29 de agosto de 2016

Gente Corriente

  La gente normal. Las personas que tienen su vida y que ves a diario. Las anónimas. La gente. El montón. Eso quería yo: ser como ellos. Ser normal, es decir, tener una vida normal como la de todo el mundo.

  Viviendo con mis padres no me era posible. Me iban a negar cualquier deseo o mínima cosa que me gustase. Por sistema. Y ahora que vivo desde hace tiempo con mi novio me siento igual. Siempre mirando desde atrás cómo los demás disfrutan. Y yo no. Nunca.

  No sé cómo se puede soportar a sí mismo siendo tan gris. Las típicas fiestas del sitio donde vivimos. A las que nunca podíamos ir por horarios, o por ser muy críos, o por lo que fuese que nos lo impidiese. Ahora que podemos va como un amargado que hace que todo lo que hay a su alrededor se pudra. No sé qué mierda apática tiene contra el sistema que cualquier evento mínimamente festivo le ofende. Y se lo carga...Tener delante algo que puedo disfrutar porque me es posible y que me lo boicotéen. Como volver a tener 14 años. Tengo tal impotencia que me cuesta respirar.

  Ni tomar algo conmigo, ni apenas hablarme, ni tener un mínimo de atención para que yo le contara cosas de las que le quería hablar: qué autoescuela elegí al final, que haré con mis días de vacaciones en los que no coincido con él. Demasiado ocupado quejándose de que esa fiesta no tenía nada...ES QUE NO TIENEN QUE TENER NADA DEL OTRO MUNDO, SÓLO HAY QUE ESTAR CON ALGUIEN CON QUIEN DISFRUTARLAS.

  Me hunde y me aisla y  es consciente. Hasta que el tedio me pueda y me canse de estar así.

  Y sí que pienso: y si... y si yo fuese diferente, PERFECTA, ¿se daría cuenta siquiera él y el resto?. Creo que no. Aunque estuviese colmada de virtudes nadie me trataría mejor. Nadie. Me valorarían igual de poco.

  Por suerte tengo un secreto. ESTO. LA OBSESIÓN. LA PERFECCIÓN. Y YO. APRENDERÉ A UTILIZARLO EN PROPIO BENEFICIO SUPERPONIÉNDOME A LOS DEMÁS.
  HASTA QUE TANTO BRILLO LES CIEGUE.

lunes, 13 de junio de 2016

No te dejes arrastrar

  Esto tiene que parar.
  Esta situación me ha descontrolado anímicamente y, como no, influye en mi peso. Nunca jamás en la vida había estado tan gorda. Horrible. Que ya nada me sienta bien del todo. Y encima acabo de pasar el periodo y no recupero el peso anterior.
  Sí, sí, hay gente que cuando está cansada, estresada, muy ocupada o llena de problemas entra en depresión. Yo me pongo como una foca. Y lo peor es que no me he atracado... puuuuffff.


  Y mi telenovela se quedó en que la estúpida esta todavía se hizo la víctima... y paso de ella: borré su número de la agenda, la bloqueé al whatsapp y a todo lo bloqueable. A él le mandé un mensaje (ni de coña le quiero ver ni oir) y todavía se hace el indignado diciendo que no sabe de qué hablo.

  En serio, que no nací ayer: que ella es una metemierda y una mezquina está claro, pero que él algo le insinuó y que preparó el caldo de cultivo es una obviedad... y si no ¿por qué esperar más de 3 días en ponerse en contacto conmigo tras mandarle a la mierda? ¿no somos tan amigos? ¿por qué no me llamó corriendo para ver qué había pasado?

  Mi novio ha respirado. Nunca le gustaron. Les veía tóxicos . Y mis amigas aparte, también. El sábado se lo conté a mi mejor amiga y me dijo "Ah, ¿sí?... no sé tía, siempre fué muy raro lo que teníais entre vosotros... no hace falta que me cuentes que a él le gustabas y que una vez te entró, eso lo ve cualquiera a leguas... ERA OBVIO...puf, que les den ¡así te quitas de problemas!".

  Que ella lo haya visto de una forma tan simple me ha relajado. Aunque a veces es demasiado convencional y pesada, sí que es ciero que es una amiga que nunca hace nada por maldad y tiene la envidiable capacidad de verlo todo desde fuera con un prisma muy muy simple pero maduro a la vez.

  ¡Ah! Y salimos. Y fué bestial. Y me emborraché. Y no comí nada. Y vomité al día siguiente . Todo perfecto.


sábado, 21 de mayo de 2016

Rencor

  Hoy quiero estallar.

  Si pudiese soltar toda esta ira condensada, hasta los demonios huirían asustados. A la vez siento que me ahogo... o más bien que permanezco sumergida en una dimensión no palpable... todo es apaciblemente extraño y está en pausa...
  Puede ser que en realidad sea tristeza.
  Puede ser que ahora que he crecido consigo refrenar el llanto desgarrador y los berrinches estrepitosos. Puede ser que lo que la mayoría llame "madurar" sea pasar por delante de la pena sin mirarla...creo que ahora la miro desde arriba, con desdén.

  O puede ser que mi vengativa, orgullosa y rencorosa forma de ser me esté protegiendo de ella. Sentimientos y adjetivos, por cierto, con los que no me siento incómoda si estoy en el derecho de usarlos..
 
  Lo que sé seguro es que esta agonía se debe en gran parte a que estoy herida de muerte a manos de unos insidiosos (sí, por lo de la anterior entrada).


  Y que les siento como inferiores a mí. Y que se lo haré sentir. Y que soy muy buena en ese juego. Y ellos también lo saben. Saben que les he echado de mi vida para siempre.

  Sin remedio. Sin perdón posible. Sin vuelta atrás.